“Hoy hace 3 años abríamos una puerta…” por María Pierres.

 tres años
Hace ahora tres años, exactamente, dos incautas tomamos la decisión de abrir una puerta.
Nunca pensamos que al abrirla dejábamos entrar tantas y tantas experiencias.
Empezamos ocupando un piso de 200m2 y al año ocupábamos cerca de 440m2. El Ding-Dong llegó a nuestra vida. Pasamos de nuestros primeros cinco coworkers el primer mes a ser hoy en día, cerca de 50, entre personas coworkers y asociados (nuestros dos veteranos Marcelo y Lucía siguen aquí desde entonces, gracias).
Hemos participado de los cumpleaños de muchos de ellos, varios nacimientos de babycoworkers!, aventuras personales, fracasos, éxitos,…y hemos aprendido lo importante que es para toda las personas “estar”…algunas con “aire” de por medio, y otras siempre con mucha cercanía.
No somos iguales, pero a nuestra manera todas disfrutamos de formar parte de Arroelo.
Nos preguntan mucho últimamente, ¿y ahora qué?…
La verdad es que eso nos hace sentir como una gran marca, teniendo que innovar para no defraudar. Eso nos motiva. Para nosotras, el secreto de esa innovación está en potenciar lo humano, acercar a la gente, justo en el momento en que se empieza a demostrar que el acercamiento que hoy nos ofrecen los desarrollos tecnológicos, carece de algo tan importante como es lo emocional de un abrazo, el hola qué tal en un pasillo, el café compartido, …
Papá Pierres siempre decía “una sonrisa es un acto de generosidad inmenso que das a los demás. Oblígate siempre a ello” , y papá Rodríguez dice siempre ” para lo que quieras…ya los sabes, aquí me tienes“… Con semejantes ejemplos, dar está siempre, para nosotras, por encima del recibir.
Arroelo contará este año con grandes sorpresas, pasos importantes en ese sentido. Queremos hacer de este sitio, de nuestra comunidad, un lugar de encuentro, no sólo colaborativo, sino también concienciado con toda nuestra problemática social. Empaparnos de valores.
Rodríguez y Pierres, cada una con nuestra personalidad, intentaremos:
  1. Seguir mejorando poco a poco este proyecto, 
  2. Aprender de cada uno de nuestros coworkers
  3. Reinventarnos, 
  4. Dar saltos en el aire con doble pirueta, 
  5. Desafiar lo establecido,
  6. Y tejer redes para que las caídas siempre sean suaaaves…
No podemos más que trasladaros toda nuestra gratitud, y pediros que sigáis atentos, un año más, pues en breve estaremos dando GRANDES NOTICIAS, y estamos seguras de que todas las personas que ya sois nuestra familia os sentiréis tan orgullosas como nosotras.
Arroelo 2016 romperá barreras.
Un abrazo.
María.

Quién diría que las tazas eran tan sabias… por Melissa Durand.

12377947_1669371700001265_5743473433656648088_o

Este fin de semana tuve la cena navideña en Espacio Arroelo cargada de anécdotas, risas y lágrimas de alegría; es por eso que hoy en lugar de compartir un post financiero, prefiero compartir una palabra que me llegó en una taza: PASIÓN.
Con los años a veces nos volvemos más serios y conformistas, cambiamos las sonrisas por corbatas y tacones, y nos conformamos con lo que creemos que el mundo nos ofrece. Leí un artículo en el blog “El Universo de lo sencillo”, que nos habla de 3 asesinos de sueños: el dinero, la impaciencia y la opinión de los demás. Tratamos cada día de dar una buena imagen y llevar un trabajo que permita generar dinero. Desde mi profesión se podría decir mira quién habla, pero doy fe que a veces lo que nos apasiona no nos da dinero en el momento, que a veces hay que tener paciencia, saber a dónde queremos llegar y por qué, de esa forma no renunciaremos tan fácil.

Si alguien está realmente enamorado, no renuncia ante el primer problema, entonces, ¿por qué renunciar a lo que nos gusta profesionalmente?

Creo que todos deberíamos recuperar esa pasión que nos haga levantarnos por las mañanas o no poder dormir por la emoción de un proyecto nuevo. Que a veces nos hará enojar, o no entenderemos por qué seguimos intentándolo o nos impacientaremos por el dinero…pero ¿quién no pasó algo similar con su pareja?, luego hay que recordar las veces que nos arrancó una sonrisa y lo mucho que disfrutamos cada vez que logramos superar los problemas, porque nos vale la pena, porque lo más difícil luego no nos lo parece tanto, porque tenemos pasión.

Termino repitiendo la frase que me dejó la taza: HACEMOS LO QUE NOS GUSTA PORQUE NOS MOTIVA… quién diría que las tazas eran tan sabias.
Muchas gracias Arroeno por recordarme la pasión!

Un abrazo,

Melissa.

¿En qué cree Espacio Arroelo? por África Rodríguez y María Pierres.

Espacio Arroelo: en qué creemos y qué nos mueve al hacer las cosas que creamos…

Aquí lo dejamos, escrito, para siempre, para no olvidarlo, para recordarlo en cada paso y en cada nuevo reto.

arroelo en valores

 

Un abrazo,

África y María.

“Las cosas que queremos” por María Pierres.

CO-LABORA 2015 (Enero a julio 2015)

CO-LABORA 2015 (Enero a julio 2015)

En año y medio de andadura en Arroelo hemos aprendido muchas cosas.
Una de ellas es que somos plenamente responsables de nuestros aciertos y nuestros fracasos.
Nuestro espíritu “co” nos lleva a intentar involucrar en todas nuestras ideas o proyectos, las de todos los coworkers , a cuantos agentes sociales , políticos o simplemente ciudadanos podamos.
Y en ocasiones recibimos el mensaje de que existe una distancia insalvable entre lo que se quiere y lo que se puede…
Pero nada nos motiva más que este tipo de mensajes. Provocan una reacción en toda la comunidad coworker de demostrar que con convicción uno sí puede salirse de la ruta que otros creen como “única” y,
romper barreras,
derribar tabúes,
cambiar mentes,
repensar formas de hacer…
Así se plantea nuestro programa Co-Labora 2015.
Una programa de empleo, que desde Enero del 2015 y durante 6 meses, permitirá a 15 valientes, 15 personas en proceso de búsqueda de empleo, descubrir sus potenciales, mejorar sus habilidades, transmitir sus valores, superar sus miedos…
Pero , ¿cómo? Gracias al apoyo y mentorización de colaboradores y gente anónima que, desde que se planteó la idea alzó la mano sin dudarlo, para apoyar y aprender de esta experiencia , con la humildad del que sabe que puede transmitir mucho, pero que también recibirá en la misma medida. Dar y recibir. Recibir y dar.
De la generosidad de unos y otros, con un programa financiado con el único activo denominado implicación personal, sin ningún tipo de ayuda económica, resultará una experiencia basada en el compromiso de creer en uno mismo y en los demás.
El fin, para unos será pues desarrollar las habilidades profesionales que les ayude en la búsqueda de empleo, y para el resto la satisfacción de aprender de la experiencia.
Gracias a todos los que vais a compartir esta experiencia con nosotros, coworkers y amigos, por toda la generosidad que demostráis, y por ayudarnos y sobre todo ayudar a los que de verdad, serán los verdaderos motivadores de esta aventura, nuestros 15 valientes.
En definitiva, nuestra ruta no cambia.
Creemos , queremos, ¡lo hacemos!.
Si quieres ser un valiente presenta tu solicitud antes del 28 de noviembre.

Un abrazo, 

María.