“El Día D: Camino a Dinamarca” por Lorena Arévalo.

En este blog compartimos reflexiones de todos los que forman parte de nuestra comunidad.

Hoy es el turno de nuestra coworker Lorena Arévalo de Til Diacrítico.

foto final texto_marco

Cuando hace algo más de año y medio empezamos esta aventura que es Til Diacrítico teníamos, como buenas emprendedoras, un montón de miedos lógicos, de ideas imposibles y de dudas aparentemente irresolubles (algunas de ellas todavía están con nosotras a día de hoy!). Probablemente lo único que teníamos claro era que queríamos hacer algo que contribuyese al cambio, que queríamos asumir un compromiso con las comunidades (con la nuestra, con las que están cerca y con las que no lo están tanto), y que queríamos hacerlo a través de la cultura. Dicho así, cualquiera podría decir: “Perfecto majas, muy bonito, pero… y quién no quiere eso?”. Pues sí, es verdad, probablemente costaría encontrar a alguien que dijera que un propósito así no tiene razón de ser. Pero (y aquí estaba el problema)… cómo se “materializa” un proyecto como ese? Pues al principio, dando tumbos, por supuesto. Porque encontrar tu lugar en el mundo siempre es una cuestión de ensayo-error. Metimos la pata, vaya… como tenía que ser. Pero fueron muchas más las cosas buenas, grandes aciertos que funcionaron como una brújula que nos fue marcando el camino. Y entre las cosas maravillosas que nos han pasado y que nos han hecho estar seguras de que sí, de que éste es nuestro espacio y éste es el camino, se encuentra el Día D (de Dinamarca). Ese día fue el pasado 13 de agosto, cuando recibimos un mail en el que nos informaban de que nuestro proyecto Leaving Home había sido aceptado como finalista en el festival internacional de innovación, conocimiento y arte INTERNATIONAL INNOVATION FESTIVAL (AFSNIT I). Una oportunidad que nos permitirá compartir nuestra visión con las/os autoras/os de otros 25 proyectos, con las/os que conviviremos en la que será nuestra casa durante una semana en Egedal, Dinamarca. Y al margen de la ilusión que nos hace el viaje, de las ganas que tenemos de participar en unas jornadas así, y del vértigo que supone esta oportunidad, para nosotras el mensaje más importante de ese mail no está escrito con palabras: vais por buen camino.

Un abrazo,

Lorena.

pd: Somos África y María, y aunque no aparece en el post que sepáis que de entre 125 propuestas han sido seleccionadas sólo 25 proyectos, entre ellos Til Diacrítico. Enhorabuena de nuevo.

“Espacio Arroelo es ser capaz de compartir, aprender y respetar” por Cristina Navia y Susana Maceiras.

28_lumiravaz ARROELO ANIVERS I

¿Qué te ha aportado trabajar en un coworking?

– Cristina: Capacidad de trabajar en equipo y de aprender de mundos laborales completamente distintos al mío.
– Susana: En los pocos meses que llevamos en el Espacio hemos compartido experiencias laborales y hemos creado “redes” con otros coworkers. Tenemos de mano a muchos profesionales que pueden aportar mucho a nuestro trabajo diario e incluso hay ganas de hacer proyectos juntos :).

¿Y en Espacio Arroelo?

– Susana: He conocido a gente muy interesante y con inquietudes o formas de ver la vida similares a la mía. Pensaba hoy con el sueño pidiéndome no ir a trabajar que por el café de las 11 valía la pena animarse.
– Cristina: Ser capaz de compartir, de aprender, de respetar y sobre todo haber conocido a gente que por diferencias de caracteres y de vida nunca habría conocido en ningún otro lugar, y sentirme feliz por ello porque sois la leche!
PD. Nos falta Lorena Arévalo que está por tierras lusas, pronto de nuevo en el Espacio.
PD. Las fotos son de nuestro coworker Luis Raimundez elaboradas durante la graduación de nuestros arroelitos. Gracias!!!