“¿Cuánto dinero necesitas para ser feliz?” por Melissa Durand.

mel

Esta semana llevo días pensando en un caso especial con una clienta muy estimada a la que llevo tiempo “entrenando financieramente” (sí, como en el gimnasio) porque durante las primeras sesiones tratamos de establecer sus metas y no pude evitar que me venga a la mente esta pregunta: ¿Cuánto dinero necesitas para ser feliz?, titular que leí hace algunos meses en Forbes y no pude evitar darle vueltas.

Vivimos en una sociedad donde desde niños se nos fijan ideas hacia el dinero, sea porque es un bien y hay que “atesorarlo” o como una necesidad sin la que no seremos felices. Recuerdo que cuando era niña y me fijaba en algún juguete especialmente caro, nunca faltaba la frase “El dinero no crece en árboles”, y así nos vamos formando la idea del dinero y de lo necesario que es. Entonces empezamos a marcar el futuro con esa meta, vamos al colegio, estudiamos, trabajamos y trabajamos para tener eso… DINERO, y lo queremos para SER FELICES. ¿Pero realmente lo somos? Es verdad que los gastos no se pagan solos, pero acumular dinero por acumular no creo que nos haga felices, confundimos el medio con un fin.

 En mi experiencia laboral, vi lo que se puede hacer con el dinero si se lleva una buena gestión, pero para gestionarlo primero hay que tenerlo, y tener lo que necesitamos. No todos necesitamos la misma cantidad, mientras más, mejor, es verdad y seguro ninguno de nosotros se pondrá triste si ganamos la lotería, pero hay una frase muy real que también me dijeron de pequeña “el tiempo es oro” y sí que lo es, creo que hay experiencias que vivimos que no cambiaríamos por todo el oro del mundo.

 Entonces digo, dónde está la diferencia para saber cuánto dinero necesitamos para ser felices y me respondo EN LA META ESTÁ LA DIFERENCIA. ¿Para qué queremos el dinero?, puede ser unas vacaciones, ese máster que queríamos, una boda, nuestra jubilación, la primera casa juntos, etc. Eso es lo que nos motiva y lo que da valor a lo que hacemos. Es en este punto donde el dinero vuelve a su lugar, a ser una herramienta que nos lleve a la meta.

Decirlo es fácil y en hacerlo está la prueba, justamente para no hacerlo sólo es que mi trabajo es acompañarles en este camino hacia cumplir nuestras metas y aprender a tomar decisiones financieras del día a día que nos ayuden a llegar allí. Para empezar, esta semana les reto a encontrar la respuesta a una pregunta, no nos preguntemos cuánto necesitamos para ser felices, hoy preguntémonos ¿QUÉ SUEÑO QUIERO CUMPLIR CON EL DINERO?

Un abrazo.

Melissa.

“Entre nosotros y los sueños la línea de separación es el miedo” por Liana Vella.

En este apartado Espacio Arroelo quiere dar cabida a comentarios, reflexiones e ideas de los coworkers y colaboradores que  forman parte de nuestra comunidad.

Hoy es el turno de nuestra colaboradora Liana Vella, Formadora teatral y Experta en Pedagogía del coraje.

Cuando nos adentramos en un mar desconocido, tenemos miedo, un miedo terrible, porque nunca sabemos lo que puede suceder. Abandonamos la orilla de la seguridad, la “zona de confort”. ¿Y si, sorprendentemente, nos emocionara adentrarnos en lo desconocido? ¿Y si el corazón empezara a latir de nuevo, vivo de nuevo, inesperadamente, totalmente vivo? Todas las células de nuestro ser están vivas porque hemos aceptado el desafío de lo desconocido… ¿probablemente es esta la valentía? Sí,  esto es el coraje. coraje

La experiencia de felicidad, el gran éxtasis  que nos produce lo desconocido, nos vuelve más fuertes, nos da integridad, agudiza la inteligencia… poco a poco van desapareciendo los miedos…y nos podemos acercar a Nuestro Sueño, a nuestros máximos deseos.

El último sábado de este mes de mayo organizamos un taller en el que atravesáremos corporalmente la dimensión de nuestro sueño, volando hacia él, construyendo el equipaje del coraje necesario para  permitirnos soñar a la grande!

Se proporcionará un modelo estratégico junto a tácticas vivenciales basadas en las artes aplicadas a la Pedagogía del Coraje, a través de técnicas del Teatro Social y de la Antropología Teatral, la cual se basa en la “pedagogía del viaje” y a la cual añadiremos la novedosa “pedagogía del sueño”, realizando ejercicios  “resilientes”  en el mágico marco de la Isla de Ons.

Y como  “islas viajeras” que somos, nos dejaremos orientar por la luz del faro de Ons, volaremos hacia ella transformándola en un aprendizaje, una brújula, que nos llevaremos a casa. El faro es la metáfora perfecta del poder de la comunicación eficaz,  más allá de las noches frías y de las tormentas, para apoderarnos de la  claridad. Descubriremos el faro que llevamos dentro y sobre todo cómo encenderlo, para que así oriente nuestro Sueño.

El principal objetivo consiste en reapropiarte, con determinación y valentía de Tu Sueño.

¿Cómo? Creyendo y permitiéndote soñar. Fuera de la “isla  del confort”  cuesta valorar tus sueños, frenados por miedos  impuestos por  ti mismo y por la sociedad.

¿Cuántas veces has dejado de soñar? En las Ons cuestionaremos tus creencias  y, conectando con si mismo y con tu Sueño, realizarás una ardua peregrinación a un destino desconocido, recurriendo al plan personalizado de tus deseos.

“Si alguna vez te han llamado soñador, incorregible, revolucionario, indisciplinado, rebelde, vas por buen camino”.

Un saludo, Liana Vella.