“Memorias de Arroelo (I)… La vuelta al cole” por María Pierres y África Rodríguez.

Con la vuelta al cole toca hacer recuento…

Y es que tras unos días de descanso es inevitable reflexionar y hacer memoria… Echando la vista atrás en poco más de un año hemos creado una comunidad de cerca ya de una treintena de Arroelitos que comparten confidencias, ideas, risas, proyectos,  mucho trabajo y conocimiento.

Conocimientos que se han incrementado gracias además entre otras cosas a los talleres Ponte Arroelo que desde el Espacio hemos promovido tanto a través de coworkers como colaboradores que hoy ya forman parte esencial de nuestra tribu…

Y de esta manada han surgido colaboraciones y proyectos en común, las famosas SINERGIAS. Los ejemplos son abundantes:

IMAGEN AUDIOVISUAL PONMO: nuestras coworkers Elefantes de Cacharrería, organizadoras de PONMO-Pontevedra Moda, en colaboración con nuestro coworker El Espejo Mágico Producciones elaboraron la imagen audiovisual del evento como podéis ver en este vídeo promocional.

RUMBO A TI MISMO: Programa de desarrollo personal que combina navegación en velero y herramientas de coaching organizado entre nuestra coworker Raquel Pedrouso, nuestros colaboradores Camila Olavide, Club Náutico Combarro y Espacio Arroelo.

NAMORANDO: proyecto del Ayuntamiento de Pontevedra que surge de la colaboración entre nuestra coworker psicóloga Jone Ojeda y El Espejo Mágico Producciones con el fin de crear un corto y un documental por parte de alumnos de primaria y secundaria trabajando a través de mitos de amor romántico, de cuentos, películas y blogs…

PONTETIPANDO: Nuestros colaboradores Roberto y Juanjo de Suma Importancia impartieron junto con nuestros coworkers Diego Parajó y Raquel Pedrouso este taller de pensamiento creativo para la búsqueda de oportunidades dentro del Programa Ponteemprego.

PARTICIPACIÓN EN PONTEEMPREGO: en la Feria de Empleo contamos con un stand del espacio desde donde gracias a la participación de  gran parte de nuestra manada se impartieron píldoras formativas y se dio a conocer el día a día de nuestro coworking.

PONTEJAM: encuentro internacional de diseño de servicios que tiene lugar simultáneamente en distintas ciudades del mundo durante 48 horas entre ellas en Pontevedra con la colaboración de coworkers y pcolaboradores externos del equipo de mentores (Suma Importancia y Pablo López).

CAMPAÑA CONTRA VIOLENCIA DE GÉNERO: Espacio Arroelo, junto con nuestro colaborador Xoán Mariño y nuestro coworker Diego Parajó, organizamos el acto de reivindicación del Día Contra la Violencia de Género del Ayuntamiento de Pontevedra.

ESTRUMING DAYS: encuentro de empresas y profesionales que aprovechan, transforman y dinamizan los recursos del medio rural de una manera innovadora y sostenible. El proyecto fue coordinado por Anias Xestión Sociocultural y Jose Bravo, de la Comunidad de Montes do Salgueiral en colaboración con Espacio Arroelo y nuestros coworkers Raquel Pedrouso y Diego Parajó.

ATLANTICA EXPERIENCE: festival de cine, teatro y fotografía desarrollado en la Isla de Ons organizado por el Ayuntamiento de Bueu en colaboración con  ShooterMagazine, Mr Misto, Antonio Escudero y Espacio Arroelo.

Fruto de estas sinergias y de las que ya están en camino nos hemos dado cuenta del valor que Espacio Arroelo puede aportar como centro de innovación social. Para ello cada año propondremos un calendario de actividades con marcado carácter social e internacional en las que puedan participar nuevos coworkers y colaboradores que quieran unirse para hacer cosas nuevas.

Hoy por hoy la Agenda de actividades ya cuenta con una serie de elementos clave (Rumbo a ti mismo, Pontejam, Arroeladas,…) A las que se van a incorporar nuevas actividades como son la Semana Europea de la PYMEFuckup Nights, el Programa Metas: Vitaminas para el Éxito y otras más que iremos desvelando…

Como una vez explicó nuestra tan admirada coworker Lucía en uno de sus posts de nuestro blog, Espacio Arroelo es mucho más de lo que esperábamos …

Aquí tenéis un pequeño resumen elaborado por nuestros coworker El Espejo Mágico Producciones para que conozcáis lo que fue y os hagáis una idea de lo que está por venir.

Gracias Arroelitos de corazon… Alma mater de todo esto… Bienvenidos a nuestras nuevas incorporaciones y feliz vuelta al cole a nuestros veteranos.

Un abrazo.

África y María.

“¿A qué puerto quieres llegar?” por Camila Olavide.

Rumbo a ti mismo, rumbo a la consciencia, rumbo al ser…

¿Cuál es el rumbo de tu vida? ¿Y tu puerto de partida?

¿A qué puerto quieres llegar?

Recuerdo hace ya muchos años, cuando aprendí a navegar. No soplaban buenos vientos para mi, perdido el rumbo, el mar me enseñó a flotar y el viento en las velas a trimar, y tomé consciencia de la importancia de que, pase lo que pase fuera, ¡¡el responsable de mi vida soy yo!!

En el mar recobré la paz interior, puse mi atención en lo importante y acepté que todo tiene un principio y un final… Que las defensas sólo nos sirven en puerto, en la navegación sobran…Y que si nos abrimos a sentir el AQUÍ y AHORA la vida es más plena… Ahora también tengo anclas para fondear y encontrar la calma.

Aprendí del mar y de mi y mi vida tomó otro rumbo… Decidí ayudar a la gente a navegar por la vida y en eso sigo… Gracias viento, gracias mar.

La práctica de la navegación a vela te acercará no sólo al rumbo elegido, sino también al centro de ti mismo, donde aprovechar los vientos favorables de tus emociones y tus valores. Apóyate en lo que flota y disfruta de la tarea y la tripulación, y llegarás a puerto.

Así la travesía de tu vida, vivida momento a momento, será tu propia responsabilidad, tu crearás tus días.

Participa con nosotros en el Programa Rumbo A Tu Vida los próximos 28 y 29 de julio.

Un abrazo,

Camila Olavide.

“Navegar con la incertidumbre” por Óscar Torres.

En este apartado Espacio Arroelo quiere dar cabida a comentarios, reflexiones e ideas de los coworkers y colaboradores que  forman parte de nuestra comunidad.

Hoy es el turno de nuestro colaborador Óscar Torres.

600 pixeles prismaticosYo sé navegar a vela, pero la mayoría de las veces no soy consciente. ¿Te has preguntado si sabes respirar? No te has interesado por las técnicas (¿o sí?), pero basta con sobrevivir. Quizá esta humildad sea fruto de destellos de otros que a mi lado han brillado con proezas náuticas (regatas de alto nivel, medallas, navegaciones oceánicas…) con los cuales he tenido la suerte de broncearme.

Empecé a ser consciente de mis conocimientos cuando conseguí que mi barco y mi tripulación llegasen sanos y salvo a puerto. Recuerdo perfectamente el momento en el que me enfrenté a mis miedos y asumí el liderazgo de un barco. A priori, como suele pasar en nuestras vidas, me sentí como un absurdo valiente. Esa sensación de quedarse pequeño, diminuto, lleno de miedos, un mundo nuevo. Pero lo cierto es que a posteriori descubrí que me había estado preparando para esto toda mi vida. Cada decisión, cada camino que he elegido me había ido posicionando casi sin saberlo, no sólo en el terreno de los conocimientos, sino en el de las actitudes con las experiencias. Es cuando todos esos que brillaban ahora son faros, y ya no eres espejo donde reflejen, ahora eres prisma que transforma en color sus destellos. Tan solo me había faltado ese momento en el que me pusiese a prueba a mí mismo. Creo que una vez que descubres esa sensación y aciertas (una de cada muchas), te vuelves adicto a ese tipo de adrenalina. La llamaremos incertidumbre.

La incertidumbre nos obliga a asumir que no podemos predecir con absoluta certeza nuestro futuro. Nos obliga a asumir riesgos y vencer nuestros miedos. Pero también nos incita a observar y planificar; interpretar lo que nos rodea y elaborar un plan de forma inteligente. A experimentar la emoción del acierto y el aprendizaje del error. Podría pelearme contra el mar e intentar luchar contra su condición, pero sólo conseguiría agotamiento. Debo aprender a interpretarlo y bailar con él para llegar a mi objetivo.

Un regatista profesional aportó su definición personal cuando le preguntaron ¿qué es la vela? ¨La habilidad de simplemente estar centrado y vivir el momento¨.  A veces pienso en qué pasará al llegar a puerto, cómo voy a volver a casas, qué pasará mañana… Todos esos objetivos son secundarios y van a depender de como resulte mi trabajo actual, o en la mayoría de los casos no van a depender de mi en exclusiva, así que no merece la pena destinarles tiempo. Lo verdaderamente importante es centrarse en el objetivo primario y vivir el momento. Poner las velas de forma adecuada en todo momento para llegar a nuestro destino y cuidar de nuestro vehículo, nuestro barco. Cuando permaneces en este estado empiezas a comprender tu posición, desaparecen tus miedos y, ahora sí, te das cuenta de la magnitud de tus acciones actuales y su repercusión a largo plazo. Quizá aciertes, quizá no, pero lo importante es lo que ha resultado de la experiencia.

Navegar por el océano es como navegar por la vida misma. Importa el destino, pero tenemos que aprender a disfrutar de la travesía. Vivir el momento y centrarse en lo actual, pues de esta forma conseguiremos llegar a puerto de la manera más eficaz, sin importar los vientos y tempestades que nos encontremos.

Si queréis vivir con nosotros estas y otras reflexiones os invitamos a participar en el Programa Rumbo A Ti Mismo los próximos días 28 y 29 de julio.

Un abrazo,

Óscar Torres.