“Mi primer año en Arroelo” por Cristina Fariñas.

En este blog compartimos reflexiones de todos los que forman parte de nuestra comunidad.

Hoy es el turno de nuestra coworker y psicóloga Cristina Fariñas.

calle

Hoy es uno de esos días en los que te sorprendes haciendo balance, dibujando nuevos horizontes y asentando aprendizajes. Después del día de la Patria Galega, toca homenajear a uno de esos lugares que hacen que crezca más si cabe el amor por la Tierra. Ése es Espacio Arroelo. Aquí en Pontevedra, mi Pontevedra.

Recuerdo la primera vez que subí a conocerlo. A la mente me viene ahora la frase de Maya Angelou que “la gente olvida lo que dices, la gente olvida lo que haces, pero nunca olvida lo que le haces sentir”.

Yo me sentí como en casa.

Desde entonces, hace ya un año, la pasión por el trabajo, los sueños y los retos, recorren todos y cada uno de los cuatrocientos metros de Michelena once tercero a sus anchas, pero sin pijama y en compañía de todo el talento que vaga libre.

Hoy toca homenajear a las responsables, dos mujeres, dos grandes empresarias galegas!. Porque en Espacio Arroelo hay valores, sólidos cimientos y mucho mucho talento. Esto va por vosotras África Rodríguez y María Pierres!. Gracias!

Un abrazo,

Cristina.

“EstresadaMente” por Jone Ojeda.

Con el fin de que conozcáis la agenda de la Semana Europea de las PYME os contamos de la mano de los propios participantes en qué consiste y qué os pueden aportar.

Hoy es el turno de nuestra coworker y psicóloga Jone Ojeda.

¿Alguna vez se os ha bloqueado el ordenador por tener múltiples ventanas o programas abiertos? Seguro que sí… Bien, pues eso viene siendo lo que nos ocurre cuando el exceso de demandas externas o internas supera nuestros propios recursos, que nos terminamos bloqueando y que nuestra mente se estresa. EstresadaMente, taller que imparto junto con Belinda Martínez el próximo viernes en Espacio Arroelo, pretende ayudarnos a entender cómo funciona este proceso, y qué partido le podemos sacar a algo, que a priori parece negativo!

Os dejamos con una parodia que esperemos, al menos, os haga ver este tema con un poco humor.

Un abrazo,

Jone.

“¿Por qué es importante expresar bien lo que nos parece mal?”, por Jone Ojeda.

Por múltiples razones, pero la primera y más contundente es porque esto nos ayudará a sentirnos mejor con nosotr@s mism@s y permitirá que nuestra relación con otras personas no se vea deteriorada.

Y así conseguiremos un caché personal creado a base de seguridad, de honestidad y de congruencia que tanta falta hace en nuestras vidas.

Pero, ¿por qué nos cuesta tanto decir aquello que nos molesta? Creo que en la base de esta dificultad está el miedo: miedo a la reacción de la otra persona, miedo a herir sus sentimientos, miedo a dejar de caer bien, miedo a generar un conflicto, miedo a las consecuencias. Miedo.

Y la siguiente pregunta sería, ¿por qué nos cuesta decirlo de manera asertiva?  Y encuentro varias respuestas, porque esperamos demasiado a comunicar aquello que nos incomoda y eso va generando acumulación, frustración y hartazgo;  porque creemos que la sinceridad va a la par no sólo de maneras adecuadas sino también de las poco adecuadas e inadecuadas. Y una persona sincera no es asertiva si invade los derechos de la otra.

Así, por una u otra razón nos encontramos con dificultades a la hora de expresar nuestro malestar y de recibir el de los y las demás.

Por eso te invito a generar y poner en práctica estrategias para que estas dificultades sean menores. El próximo día 26 de febrero, en tu espacio: Espacio Arroelo.

De momento, os dejo con un vídeo que os hará sonreir…

Un abrazo,

Jone 

“Relacionarnos con los demás, ¿un deporte de riesgo?” por Jone Ojeda.

ojedaEl otro día Iria, una niña de cinco años, tras intentar explicarme el duro día que había tenido en el colegio y hacer una pausa precedida de un gran suspiro, me dijo: “Ay, ojalá tú fueras yo y yo fuera tú, para que pudieras ver los problemas que tengo cuando me riñen en el cole, cuando me peleo con Uxía…”. Me encantó esa reflexión fruto de la necesidad de empatía que sí tenemos desde bien pequeñit@s. Y es que la relación con otras personas nos hace más human@s, nos ayuda a evolucionar, a expresar y a sentir.  Pero, ¿cuántas veces esta relación con otras personas se ha convertido en un deporte de riesgo del que ha resultado difícil salir ilesos? Y lo peor de todo es lo mal que nos sentimos cuando no sabemos hacer frente a una crítica, cuando no somos capaces de recibir un halago o cuando terminamos haciendo cosas que no nos apetecen, por no saber decir que no… Y es que nos sentimos abrumados por el qué dirán, el qué pensarán o el qué sentirán… sin escuchar lo que mi interior quiere, piensa o siente. Ser habilidos@ socialmente cuesta, tal vez porque nadie nos ha enseñado. Pero hoy puedes empezar a aprender, sabiendo que cada día tienes la posibilidad de practicar y al hacerlo sentirte mejor contigo mism@ y con l@s demás. ¿Por qué no incluir nuevas herramientas para ser más felices?

Un saludo, Jone Ojeda

“Los nuevos Steve Jobs” por Belinda Martínez.

Piensa en algún conocido de entre las generaciones que te siguen, también entre las que te anteceden. Plantéate ahora cómo recuerdas un día cualquiera en la escuela, ¿ crees que se diferencia mucho al de cualquiera de las personas en las que has pensado?

La pedagogía y la sociedad han ido evolucionando mientras la educación se iba quedando atrás. Las reformas y las leyes educativas están a menudo demasiado vinculadas a los intereses políticos y en educación los resultados del cambio no se ven a los cuatro años. Es una inversión de futuro.
Si estamos de acuerdo en que educar es más que memorizar, que leer también es comprender y escribir no sólo es copiar; ¿por qué no nos atrevemos a seguir avanzando hacia un sistema que forme de verdad?
Un sistema en el que se fomente la creatividad, las relaciones sociales y el liderazgo, en el que cada niño tenga un potencial que no se debe desaprovechar. Al fin y al cabo tenemos que formar para un mundo que cambia. Enseñar a un niño a explorar, a crear y adaptarse; a ser autónomo y a tomar sus propias decisiones; a organizarse y a trabajar en grupo; es lo mejor que podemos hacer por ellos ya que les hará más libres.

Y mientras me planteo todo esto, me alegra ver que un profesor en un lugar de México que antes no habría podido pronunciar, ya está cambiando el mundo.

Un saludo, Belinda.