“Llamad a todas las puertas” por África Rodríguez.

En este blog compartimos reflexiones de todos los que forman parte de nuestra comunidad.

Hoy es el turno de nuestra coworker África Rodríguez.

This WorksEste pasado lunes estuvimos en Madrid en el Senado asistiendo a This Works. Esta iniciativa, organizada por Ashoka y la Fundación Robert Bosch, persigue buscar ideas y soluciones para el empleo y la recuperación en Grecia, Italia y España.

Nosotros quisimos ser unos de los 400 asistentes  del evento y nos seleccionaron con el proyecto #Colabora2015.

Conocimos a personas y empresas que están cambiando los modelos de hacer las cosas tanto en España como en el resto del mundo.

De ellos nos llevamos buenas ideas y mejores aportaciones sobre empleo que nos gustaría compartir con vosotros.

  • Lukas Harlan desde Alemania con JobAct. Este proyecto trabaja con desempleados durante 5 meses en una obra de teatro para ayudar a recuperar autoestima y adquirir al tiempo habilidades clave para encontrar empleo. Ha ayudado en los últimos 8 años a más de 4000 jóvenes. Nos quedamos con su interesante aportación sobre la importancia de generar un verdadero equipo de trbajao donde cada miembro tenga un rol, una responsabilidad para aumentar su autoestima y generar oportunidades. Porque sin autoestima no podemos pasar a la acción.
  • André Dupon desde Francia con Vitamine T. Vitamine T es un grupo de empresas de inserción laboral que crean negocios conjuntos con empresas privadas. Ha creado 14 empresas que han generado 3000 nuevos puestos de trabajo facturando 50 millones de euros al año.  Nos llevamos como regalo su aportación sobre la “economía circular” en la que si todos (empresas, ciudadanos, administraciones públicas) nos movemos y creamos oportunidades nuevas será posible decir adiós a una situación de desempleo que se antoja irresoluble si todos los agentes sociales no ponemos de nuestra parte.
  • Y llegó el turno de Peridis,  arquitecto, enamorado del románico, creador de las escuelas taller y del Programa Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario (LEES). Una lanzadera es un equipo de personas desempleadas con espíritu dinámico, comprometido y solidario que gracias a un coach refuerzan sus competencias y generan conocimiento colectivo, se hacen visibles y colaboran en la consecución de un fin común: conseguir empleo.

Ya muchos sabéis la historia de #Colabora2015. Este programa, que lanzamos sin ningún tipo de apoyo económico desde el coworking gracias a colaboradores y cowokers, tiene su origen en las Lanzaderas y en los modelos inspiradores de Ashoka como ya os comentamos en otro post. Pero sobre todo tiene su razón en querer demostrar que, al igual que las LEES, el impacto de generar grupos de profesionales que se ayudan es brutal (más del 65% de las personas insertadas y un 20% con proyectos de empresa) y en hacer ver a las  Administraciones Públicas y empresas que en Galicia también puede ser así…

De ahí que para nosotros la sesión del lunes haya significado muchísimo. Por un lado, por poder trasladarle a Peridis el impacto que ya desde el comienzo está teniendo #Colabora2015 en Pontevedra. Contarle que en menos de mes y medio tenemos dos inserciones y proyectos de freelance, acción, entrevistas, departamentos de trabajo, empresas locales apoyándonos… Pero sobre todo por haber tenido la oportunidad de agradecerle y devolverle todo lo que nos ha aportado a nivel personal. #Colabora2015 está suponiendo un cambio radical en la vida tanto del equipo organizador como de los 15 participantes que tenemos a día de hoy. Porque la autoestima, la acción, y el poder del grupo les hace evolucionar a pasos agigantados y al equipo organizador con ellos. Y agradecerle que haya creído en su idea y haya revolucionado y generado tal impacto en nosotros como para que nos envalentonáramos para llevarlo adelante.

Y aprovechamos esta ocasión para pedirle consejo sobre cómo conseguir replicar el programa, porque a pesar de que las LEES se desarrollan en más de 14 Comunidades Autónomas, en Galicia no conseguimos lamentablemente financiación para que llegue a nuestro territorio.

Nos llevamos para Pontevedra su consejo para poder contar con el apoyo de las Administraciones Públicas y empresas privadas: llamad a todas las puertas… Y si en algún caso están medio abiertas dadle una patada y abridlas. Eso haremos y en ello seguiremos.

Gracias Peridis porque hace año y medio, cuando conocimos las LEES, fuiste quien nos empujó a crear #Colabora2015 sin que tú mismo lo supieras y a pesar de no contar con apoyo económico alguno. Y gracias hoy de nuevo por haber llegado en el momento perfecto para aconsejarnos y tocarnos con la varita mágica que necesitábamos para seguir.

Lo dicho, a abrir puertas.

Gracias Peridis, gracias.

Un abrazo. 

África.

“Feira PONTEEMPREGO. ¡Ea!” por María Pierres y África Rodríguez.

Captura de pantalla 2014-06-27 a las 21.03.48Han pasado tan sólo unos días tras nuestra primera participación en la “Feira PONTEEMPREGO“, evento que pretende facilitar herramientas que ayuden en la búsqueda de empleo y fomentar la generación de oportunidades reuniendo a diferentes empresas, organizaciones o federaciones empresariales.

Las reflexiones que quedan tras esta experiencia son varias y aunque no todas son positivas, sí creemos que son sintomáticas de una realidad que se está viviendo y a la que parece no estamos como país sabiendo afrontar debidamente.

Aprendíamos el otro día, de la mano de Diego Parajó, en uno de los talleres que impartieron desinteresadamente nuestros coworkers, una parte del proceso del aprendizaje en el que nos recordaba las fases por las se pasa ante la toma de decisiones. Hoy pensamos que esas fases (desconocimiento inconsciente, desconocimiento consciente, conocimiento consciente y conocimiento inconsciente) explican muy bien la incapacidad o capacidad que como país estamos teniendo para afrontar el tremendo problema que estamos padeciendo con el paro.

Hace unos años desconocíamos  la situación que estábamos generando pues todo parecía ir “bien”. Luego empezó a hablarse de la burbuja inmobiliaria y se siguió obviando el problema…Pasamos a ser desconocedores conscientes de lo que se avecinaba y de cómo frenarlo. Y luego llegó el paro, los despidos y las consecuencias económicas que esto acarreó a tantas familias, comunidades, emprendedores, investigadores, profesionales, empresarios, bancos… Ya sabíamos lo que ocurría y porqué…Fuimos por fin conocedores conscientes.

Ahora queda llegar a la fase de conocimiento inconsciente, la que nos facilite tomar decisiones sin tener que pensar continuamente en el cómo y para qué, y esa fase, observando lo vivido estos dos últimos días, creemos, ya llegó.

No existe generación más preparada…No puede contarse con más recursos humanos, referencias, estudios, experiencias, etc.. ¿Qué ocurre entonces…al margen de los problemas de financiación, ayudas, subvenciones, etc que no conseguimos encontrar la buena dirección??.

¿¿Cómo es posible que no consigamos deducir que el gran problema que estamos padeciendo nos lo están contando día a día los propios desempleados??

Hemos obviado durante tanto tiempo su importancia que ya no reconocemos qué es lo que es preciso alimentar día a día: la CONFIANZA.

Muchos de los desempleados que llegaban a la feria nos revelaban que llevan tiempo sintiendo que la sociedad los considera inútiles, pues los procesos de selección categorizan y clasifican, esto es, cosifican…

Y sin embargo, hablando con los entrevistadores y empresarios, especialmente los pequeños empresarios, te confiesan que buscan ante todo “actitud” y motivación, y que  en términos de porcentaje la encontraban en unos rangos del 5% al 10% de los entrevistados. ¿Cómo es esto posible?.

Parece evidente, el desánimo generalizado ha hecho mella en el desempleado, quien no es capaz de transmitir la energía y capacidad de implicación en un trabajo, aunque sí la tenga… Durante tanto tiempo, algunos en períodos de años, han oído de sus entrevistadores que no eran “aptos”, que ellos mismos consideran que es cierto, que sus posibilidades son remotas. Acudir con toda esta carga psicológica tan negativa a las entrevistas hace que el resultado esté condenado a un fracaso continuo.

Más de una persona que se acercó a nuestro Stand nos habló de “humanidad”, de la necesidad de volver a sentirse valorados.

Valga la anécdota impactante de Ana, una madre desempleada desde hace tiempo, que nos cuenta como en su localidad participó en su día en un taller de su ayuntamiento, del área de igualdad, en el que juntaron a mujeres desempleadas con el fin de potenciar sus cualidades y mejorar sus opciones de empleabilidad. Nos contaba con desaliento cómo el primer día todas las mujeres contaron su experiencia, y cómo el escuchar los relatos de todas (problemas para alimentar a sus hijos, desahucios, dependencia de familiares que les impedía buscar o acudir si quiera a entrevistas de trabajo, etc..) hizo que el desánimo creciese todavía más, pues lo que parecía ser un taller para subir la autoestima se convirtió en un drama real en el que todas acabaron implicadas en las historias reales de las que tenían como compañeras, angustiadas por no poder ayudar a la que aún estaba peor que ellas. La administración en este caso, a través de la orientadora laboral, las animó sin más a seguir viéndose… algo que sí se repitió pero en una sola ocasión más con sólo tres de ellas,  pues la implicación emocional era tan grande que llegaron a la conclusión de que  no las ayudaba en absoluto, menos aún sin el apoyo psicológico  y correcta orientación que creían tendrían a su lado.

Personalmente, esta experiencia nos recuerda a lo que nos decían de pequeñas cuando nos hacíamos daño, “ya sanará”….

Esto no se sana solo, hacernos los inconscientes no conseguirá enmascarar el hecho de que sí somos conocedores de todo lo que está ocurriendo, que la implicación ha de ser de todos.

Si una parte de la sociedad está mal es un problema de todos. Los desempleados sólo son los que la sufren en mayor medida, y sobre los que recaen las peores consecuencias de nuestro inconsciente comportamiento durante años.

Ahora toca coger el toro por los cuernos.

Desde Espacio Arroelo tomamos buena nota, y como nuestro lema es “si no lo hacen otros lo haremos nosotros” ahí vaya nuestra intención de generar un programa similiar a las Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario, que tuvimos la suerte de conocer de primera mano en Aguilar de Campoo.

Estamos seguros que un proyecto tan humano contará esta vez sí con todo el apoyo de las administraciones e instituciones. Y aún sin su apoyo no cesaremos en el empeño hasta conseguirlo. Ea!

Un saludo,

África y María