“Sende estimula Galicia, ¿te unes?” por Óscar Torres.

IMG_20150712_100456

Este fin de semana hemos desaparecido. Nos fuimos al coworking rural Sende en Senderiz (Ourense). Os contamos los 4 motivos por los que debería ser una visita ineludible para cualquier persona gallega o residente en Galicia que sea proactiva, dinámica  y tenga ganas de hacer de este mundo algo estimulante…

1. Porque llegas a Sende y dejas el teléfono en segundo plano. No es ese aplique anexo a tu cuerpo. Se convierte en ese aparatito que estorba en el bolsillo… Si pasa algo en Pontevedra tardaría un tiempo considerable en poder solucionarlo. Así que, tras pasar el cartel de Senderiz, entras en una atmósfera particular en la que ¨se pare el mundo que yo me bajo por unos días¨.

2. Porque la inspiración no depende del tamaño. Ni New York, Madrid o Bangkok son la clave para sentirse estimulado. Tres casas,  un israelí, 3 americanos, un australiano, una holandesa, un serbio, 3 españoles, wifi y paz son ingredientes exquisitos para intercambio de momentos eureka. Nada comparable a las ciudades donde el tiempo y su gestión y la calidad de vida son bienes escasos.

3. Porque Sende es la demostración de que la humildad de las personas es el gran valor y la virtud de los grandes proyectos. Edo y María te abren las puertas de sus casas para sentirte en la tuya. Descubres sus historias mientras compartes, en chanclas y bañador, experiencias vitales inspiradoras. Donde todos llevamos alpargatas y todos tienen algo que aportar a los demás.

4. Porque este coworking es sinónimo de optimismo y libertad. Donde las propuestas y el “todo por hacer” es la única opción posible.

5. Porque te despides sabiendo que esto no ha hecho más que comenzar.

Próximo encuentro este mismo viernes en Espacio Arroelo. El objetivo: intercambiar experiencias, ideas y conocer a los participantes del programa #Sendetrip. Si queréis aprovechar la ocasión no tenéis más que escribirnos a info@espacioarroelo.es

Infinitamente agradecidos María y Edo.

“Una parada en el camino” por Sabela Muñiz.

En este blog compartimos reflexiones de todos los que forman parte de nuestra comunidad.

Hoy es el turno de nuestra coworker Sabela Muñiz.

IMG_20150116_101440Soy de las que piensan que la vida es un viaje incierto lleno de experiencias que nos llevan a un complejo aprendizaje y a una inconsciente evolución.

Un largo trayecto en el que a veces avanzamos en solitario; otras, unimos nuestro rumbo al de más viajeros; y en ocasiones, hay quien decide acompañarnos.

Por mucho que queramos, el ritmo en nuestro caminar no suele ser constante, casi siempre influenciado por factores externos o internos que nos facilitan o dificultan el continuar.

En momentos de nuestra vida el camino se puede convertir en una cuesta arriba; un sendero peligroso lleno de curvas; una carretera con numerosos desvíos que nos llevan a perdernos; un cruce en el que no sabemos qué dirección debemos tomar; un agradable y tranquilo paseo por un hermoso lugar; una carrera excitante que suponga un desafío; una pista en la que poder coger impulso para despegar y volar…

Y sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, desconocemos el destino, hacia dónde avanzamos o a dónde queremos llegar.

Como todavía no se ha inventado un GPS que nos ayude y nos dé las directrices para orientarnos durante el complicado y largo viaje de nuestra vida, yo suelo buscar señales, indicaciones o preguntar a quién me encuentre en el camino.

Cosas tan simples como comprar un libro y que uno de sus consejos sea “rodéate de gente maja y profesional que sume”; o acudir al Culturgal en busca de inspiración y sin idea de qué era un coworking, y que de los numerosos coworkings que existen en Galicia, haya tenido la suerte de coincidir con el entusiasta equipo de Espacio Arroelo; han guiado mis pasos hasta este lugar.

Y ahora estoy aquí, haciendo una paradita en mi camino, disfrutando de este acogedor espacio y de las diversas e interesantes personas que he encontrado. Sin prisa, sin fecha de partida, pero con la intuición de que detrás de cualquiera de las numerosas puertas que hay en Arroelo, encontraré nuevas señales que me ayuden a emprender de nuevo el viaje.

Un abrazo,

Sabela.

“#DíasFelicesArroelo” por María Pierres y África Rodríguez.

Esto de emprender con un espacio de coworking genera  unas satisfacciones evidentes… Reconocimiento profesional, éxito económico, redes profesionales…

Sí, todo eso es cierto pero más allá de eso están los pequeños detalles que realmente te llenan… Hoy es uno de esos #DíasFelicesArroelo en que te despiertas y revisas el correo y te encuentras con un email de unos estudiantes de la universidad a los que conocimos hace poco menos de un mes. Querían, frente al resto de su clase que escogieron temas más pesimistas y quizás más impactantes, demostrar que a pesar de las circunstancias hoy están pasando cosas por las que merece la pena seguir teniendo una actitud positiva y decidieron hacer un artículo sobre la nueva filosofía de coworking…

Nos regalan este Reportaje y este email que os transcribimos…

Hola África,

Pequeño es el mundo, pues el vídeo del barco en el que navegué este fin de semana fue elaborado por El Espejo Mágico Producciones, coworker de Espacio Arroelo. Y a través de los links del ciberespacio, en un coffe break que me estoy haciendo mientras preparo los exámenes, me he encontrado con el vídeo de El Espejo Mágico Producciones  de la Global Service Jam que organizasteis en el espacio.  

Es fantástico, se ve genial. Algo parecido hemos hecho en clase con un proyecto de innovación que nos propuso la profesora de fundamentos de empresa. Sólo que para nosotros no era en un día… teníamos 3 meses. Pero me parece súper divertido y genial el reto de crear algo en unas horas. Es bueno saber que en tu ciudad se hacen cosas guays, y en donde se hacen. Lo publicamos en nuestra fan page de Pineapple ProArt para darle difusión, pues hasta hablar contigo no sabíamos nada.

Te adjuntamos el reportaje que entregamos en la facultad y hemos presentado en clase. Espero que te guste.

Creo que nos veremos en Arroelo dentro de 3 años cuando acabemos la carrera. O quién sabe, quizá antes.

Un enooorme saludo de David, Uxía y mío.

Mucha suerte África!!! y chic@s de Arrooooeeeloooo!!!

Por esto vale la pena seguir con energía, porque hoy hay un determinado sector de nuestra sociedad que merece poder recibir el mensaje de que, en un entorno complicado como el actual,  hay una nueva forma de hacer las cosas. Que se puede disfrutar trabajando en un entorno donde poder compartir, motivarse y encontrar inspiración.

Por ellos hay que seguir trabajando y aquí os estaremos esperando.

Un placer continuar. Mil gracias David, Uxía y Óscar.

Hasta el próximo #DíasFelicesArroelo,

Un abrazo, María y África.