“Pack Bienvenida Espacio Arroelo” por Inés Fernández.

15894759_1824434931161782_7024412669528087925_n

Foto de Patricia Maquieira

Me acuerdo hace ya unos pocos cienes de años, cuando cubrí un formulario con mis datos, para unos de estos eventos importantes que recuerdas toda tu vida, queriendo o no. En el apartado de profesión, mi contestación fue “becaria”. Aquello en aquel momento para mí, era mucho más que ser un currito a coste de risa desempeñando labores de un técnico, era formar parte de un colectivo de “parados preparados” con toda la ilusión del mundo por ejercer nuestra profesión, y que además, aún creíamos en los pajaritos preñados.

El ciclo de la vida me abruma, aquí estoy de nuevo, he rellenado unos cuantos formularios, de esos también que marcan, aunque no tanto, y por cuestiones de exigencia de los mismos, he tenido que ser coherente con el desempeño de mis funciones, pero, en estos momentos, en mi casilla de profesión pondría “coworker”. Y leedlo despacio, con entonación, y cara de chulería. “COWORKER EN ESPACIO ARROELO”.

De nuevo, hay mucho más detrás de esa frase, es también una declaración de intenciones, es una forma de vivir, de compartir conocimiento a cambio ¿de nada en muchas ocasiones?, de colectivo emprendedor, inconformista pero que se manifiesta trabajando muy duro para abrirse paso en un mundo de trabajadores de molde, y no de piezas únicas, como somos los coworkers.

Cuando entras en Espacio Arroelo se respira distinto, no necesitas período de adaptación, porque siempre has querido trabajar en un sitio así, ¿a que sí?. A mí me ha pasado. Alucinas con la lista de prestaciones, pero no de las de “disponibilidad de espacios, medios, etc..”, sino las que tienen que ver con la convivencia, con el sí a las iniciativas, con el reponer café o invitar a bollos sin que haya lista de morosos, a poder mostrar tus sentimientos en casi todas las variedades y a soñar para crear porque aquí es natural.

Gracias por el PACK de bienvenida que habéis creado en este Coworking, y gracias a toda la comunidad de coworkers por vuestras contribuciones para que todo fluya.

Os dejo mi formulario:

“Contar historias para sumar éxitos” por Sandra Barral.

Si entendemos al liderazgo como la capacidad para conectarse con los corazones y las mentes de los demás, a fin de inspirarlos hacia el resultado deseado, es imposible no pensar que de alguna forma todos tenemos que cultivar el líder que hay dentro de nosotros…

foto-post-comunicacion_1

¿Qué harías si un perfecto extraño, apenas después de 45 minutos de conversación, te ofreciera vivir en su casa gratuitamente a cambio de que le hables en español?

Una simple pregunta, su respuesta y la manera de vincularla en la retórica profesional pueden marcar la diferencia a la hora de apuntarte logros en el escenario laboral.

El ritmo de los negocios y de la vida moderna exige que encontremos la forma más efectiva de comunicar. La clave a la hora de transmitir información radica en hacerlo de tal manera que pueda dejarse una impresión contundente en la audiencia, para que esas personas deseen sumarse a las ideas que les proponemos.

Como expositores (bien seamos asesores, vendedores, jefes o miembros de un equipo) nuestro objetivo debe ser inspirar al público hacia un resultado deseado. En otras palabras, la meta no es simplemente dar información, sino lograr que nuestros interlocutores “respiren” nuestra pasión, energía y visión, para así despertar en ellos una motivación intrínseca que favorezca decisiones y acciones a nuestro favor.

Una audiencia motivada facilita mucho el trabajo, y para hacerlo contamos con una herramienta tan antigua como efectiva. Durante más de 27.000 años contar historias ha sido un método de comunicación fundamental, se trata de una habilidad que trasciende el idioma, la cultura y las fronteras geográficas; es universal y pertinente en casi todas las situaciones comunicacionales.

Así como la ciencia ha demostrado que nuestros cerebros están equipados para escuchar y contar historias, el tiempo ha probado que lo hacemos efectivamente desde la época de las primeras pinturas en las cavernas. En tal sentido, la doctora Pamela Rutledge, quien desde hace más de 30 años estudia la comunicación persuasiva y la eficiencia de los mensajes, señala que “las historias simbolizan la forma en que pensamos, cómo le damos sentido a la vida. Llámense esquemas, guiones, mapas cognitivos, modelos mentales, metáforas o narrativas, las historias son la forma que usamos para explicar cómo funcionan las cosas, cómo tomamos decisiones, cómo persuadimos a otros, cómo comprendemos nuestro lugar en el mundo y definimos y enseñamos los valores sociales.”

Incluir historias personales en el discurso profesional es una estrategia muy potente. Sin duda, todos tenemos anécdotas o experiencias que podemos usar para respaldar nuestros mensajes clave. Piensa por un momento: qué no saben los demás acerca de ti y que si lo supieran conectarían contigo de una forma más auténtica y sólida.

Usar nuestras propias historias de manera estratégica a la hora de comunicar permite inspirar a quien escucha y ayuda a construir confianza. En el caso de una presentación, si le preguntamos al expositor cuál es el objetivo de la misma, normalmente responde “explicar” – es decir, “necesito comunicar esta información” o “necesito comunicar este mensaje”. El problema es que la “explicación” o la “comunicación” muchas veces carecen de pasión. Si esa es la única intención, podría caerse inconscientemente en la monotonía o en un estado de poca energía.

De allí la importancia de las historias y de encontrar un propósito apasionado para nuestra comunicación, una intención que llegue a la audiencia y pueda generar un determinado efecto en ella. Esto supone, ante todo, trabajar la presencia de liderazgo, llegar a un nivel de autoconocimiento que nos permita aprovechar nuestras fortalezas y experiencia. Practicar y darle rienda suelta a la creatividad hacen parte del proceso.

¿Algunos tips?

  • Limita tu presentación a un máximo de tres ideas principales.
  • Revive la historia de manera visceral. Eso permite que el público se conecte. emocionalmente con el contenido y la experiencia.
  • Proporciona muchos detalles sensoriales; por ejemplo, mostrar qué sabor, olor, aspecto, sonido, sensación táctil, tenían las cosas.
  • Usa el tiempo presente para darle más fuerza a la historia.
  • Involucra a tu audiencia.
  • Innova: ¡lánzate al agua!

Precisamente para practicar técnicas de comunicación que nos permitan contar historias inspiradoras, hemos organizado un taller sobre comunicación efectiva en el que haremos ejercicios para aprender a integrar experiencias de vida e información, de manera de construir un mensaje potente que nos ayude a lograr nuestros objetivos. Si te apetece saber más al respecto puedes revisar los detalles aquí.

Por cierto, acepté la propuesta del extraño que terminó siendo un gran amigo. Viví nueve meses en Alemania sin pagar alquiler, hice un revelador curso intensivo de alemán, conocí gente maravillosa de distintos países, aprendí mucho sobre mí misma, sobre otra cultura y sobre la importancia de un “por qué no” como puerta a nuevas oportunidades de enriquecimiento personal y profesional. En fin, que no me comió el lobo!

Moraleja: estar abiertos y esperar lo mejor es el primer paso para que cosas buenas sucedan.

Colorín clorado, este post se ha acabado.

Sandra Barral

Que te levas do Arela? por África Rodríguez.

archivo_007

Dende o ano pasado o programa Arela do Concello de Pontevedra, desenrolado polas nosas coworkers Raquel Pedrouso, Cristina Fariñas, Carmen Suárez, Noela Quintana e máis eu (África), é unha demostración de que as PERSOAS precisamos de entornos onde compartir reflexións, aprendizaxes e coñecemento.

En menos dun mes dará comezo a Segunda edición gratuita deste Programa de Emprego que se centra no talento individual e na forza do equipo para xerar novas oportunidades laborais. Aquí déixovos algunhas das reflexións dos participantes da primeira edición. Hoxe forman o Equipo Raiola e as súas opinións son o mellor motivo para que as persoas que estades en búsqueda activa de emprego vos animedes a formar parte desta nova edición…

As súas reflexións responden á pregunta habitual do programa Que te levas do Arela?

  • Moito autocoñecemento e motivación. Moitas risas. Admiración pola valentía das coach ó poñer en marcha un proxecto como este, pola súa lección de que se se quere, pódese. E, un equipo maravilloso (Raiola) co que espero seguir en contacto e desenvolver proxectos en común.
  • Gratitude, cariño, creatividade, emocións, amizade, crecemento persoal, autoestima, sorpresa
  • Ilusión e forza para seguir no camiño de conseguir o meu obxectivo.
  • Equipo, ilusión, ganas de hacer, positividad, necesidad de más, compartir, agradecimiento, furanchismo…..
  • Me llevo una experiencia única, que ha cambiado mi persona tanto a nivel laboral como emocional. Gracias África, Raquel, Cristina y Carmen, me habéis transmitido, seguridad y conocimiento emocional y mi equipo Raiola que hace 3 meses no sabía quienes eran cada uno y ahora estamos elaborando un proyecto.
  • Aprendizaje para seguir trabajando.
  • Una forma distinta de ver las cosas y mucha fuerza personal!
  • Lévome moi bos momentos, a colaboración, o equipo, a motivación, o entusiasmo e as gañas de loitar polos nosos soños.
  • Descubrir lo que quiero hacer y enfocarlo para conseguirlo.

Sobran as conclusións pola nosa parte 🙂

Se queredes inscribirvos aquí tedes o link a Segunda Edición.

Apertas,

África.