La historia de amor más bonita de Arroelo…

Cuando menos te lo esperas ocurren cosas en Arroelo que te demuestran que nuestra vida se acerca cada vez más al mundo que queremos… Un mundo más respetuoso, equilibrado y armonioso. A continuación os contamos la historia de amor más hermosa de nuestro coworking…

Un buen día recibimos este email de nuestra coworker Tania, acompañado de una carta muy especial de su  nuevo amigo Lázaro…

Hola familia!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Para los que aún no lo saben tengo un perrito desde hace 3 semanas en casa. Ha conocido el espacio y creo que le ha encantado porque me ha insistido en que quería escribiros una carta. Os la adjunto en este mail y desde la mayor honestidad y con toda la confianza os pido que os pronunciéis si estáis en desacuerdo con la propuesta de Lázaro contestando a este mail.
Un saludo y mil gracias  🙂 
Después de esta carta llegaron un aluvión de mensajes hermosos y cariñosos de nuestra familia coworker 🙂 Entre ellos, llegó una carta de nuestro coworker Darío dirigida a nuestro Lázaro…

Querido Lázaro,

Qué bonitas palabras las que acabas de compartir con todos/as nosotros/as. Me transmiten tanta humildad y generosidad que una vez más has conseguido enternecerme y créeme, a este grandullón le cuesta mucho sacar su parte más sensible. Digo has vuelto porque como sabes ya hemos coincidido en alguna ocasión, a mí me ha conquistado tu actitud, me recuerdas a los primeros días de cualquiera de nosotros cuando llegamos al coworking. Tu cola delata la satisfacción y alegría que te provoca estar aquí y tus ojos alicaídos en apariencia, no reflejan el significado de esta palabra sino la humildad con la que poco a poco quieres ir entrando a formar parte de esta familia y cómo respetas los tiempos que cada uno pueda necesitar para ir conociéndote, ¡¡eres genial !!!!! 

No sé cuál es tu pasado y perdóname por esto pero tampoco aquí creo que ya pueda ser tan importante, ¿sabes por qué ?? porque con el tiempo te vas dando cuenta de que todos lo tenemos y de que a casi todos los que estamos aquí en algún momento las cosas se nos pusieron difíciles. Lo más bonito de esto, querido Lázaro, es que en cuanto entramos aquí todo/as tenemos la sensación de que algo se ablanda, de que algo se abre… aquí se juega más con la emoción, con el corazón, ¿¿me entiendes ?? claro que tenemos un objetivo laboral en mente y día a día trabajamos por conseguirlo pero nos damos cuenta de que la relación entre unos/as y otros/as es fundamental. Somos energía y esa energía se transmite. En Arroelo esa energía a la que me refiero es positiva, es muy positiva, ¡¡ES AMOR !! al menos yo así la siento …. Esta energía cuando es en grupo crece exponencialmente y si aparece alguna energía diferente o que no fluye en el mismo plano que la del grupo, rápidamente distorsiona.

JAJAJAJAJA !!! Por qué te cuento esto, estarás pensando… pues por que quiero que entiendas que para mí tu energía desde que has llegado es maravillosa, y porque con el tiempo aquí te das cuenta de que recibes mucho más de lo que das. Aunque por mi parte intentaré darte todo lo mejor de mí, egoístamente yo también te necesito como Tania, y como en este mundo nos necesitamos los unos a los otros.

Querido amigo Lázaro, por mi parte no pretendas recibir un OK para formar parte de este coworking, recibe mi más sincera gratitud por haber venido.

Un beso muy grande Lázaro !!!!

GRACIAS !!

Hoy todas estas cartas de amor, lealtad, respeto y cariño presiden nuestro hall de entrada. Por supuesto Lázaro, cuando pasa por delante de camino a su sala 2, se sonríe 🙂

“NO a la violencia normalizada” por África Rodríguez.

Un buen día mi socia María Pierres y yo, en uno de nuestros viajes a IKEA, conversábamos sobre la necesidad de ser más conscientes de que vivimos situaciones de violencia sin ser incluso conscientes ya de ellas. A las pocas semanas, nuestra coworker Cris Fariñas y yo comenzamos una iniciativa denominada Eu, Nós e o Emprego. Allí conocimos a unas mujeres fantásticas con las que de nuevo se repetían reflexiones, durante nuestros inspiradores encuentros semanales, sobre nuestras sensaciones de que vivimos rodeadas de situaciones de violencia que se han convertido en “lo normal”, algo con lo que tenemos que convivir…

Hemos decidido comenzar una campaña denominada #NOviolencianormalizada. ¿De qué se trata el asunto?

Os resultará familiar la situación de estar en la playa cerca de una madre/padre y escuchar cómo le grita a su hija/hijo “como te metas en el agua te vas a enterar“… Wow… No sé de qué te vas a enterar… ¿De cómo el agua te refresca? ¿De cuál es la sensación de la arena mojada en tus pies? Sería cuanto menos curioso que llegáramos un lunes a la oficina y le dijéramos a nuestra compañero/o de trabajo  “como hagas mal este excel…  te vas a enterar“… Pero ahí seguimos con nuestro bañito…

Me vienen rápidamente a la cabeza programas de cotilleo de fin de semana, donde los gritos e insultos son constantes entre las personas que participan en la tertulia… Y luego nos sorprendemos de que en el estadio de fútbol se escuchen gritos e improperios a los árbitros cuando no nos gusta lo que hacen…

Ante estas situaciones decimos NO a la VIOLENCIA NORMALIZADA. Que no queremos vivir siendo conscientes de que la violencia nos rodea y sin hacer nada al respecto.

Así que te proponemos lo siguiente… Es sencillo… Si vas por la calle cuéntale al mundo y describe las situaciones de violencia normalizada que percibas y compártelas en tus redes sociales bajo el hashtag #NOviolencianormalizada. El objetivo: ganar consciencia de que vivimos rodeadas de situaciones de violencia normalizada… y que somos responsables de transformarnos hacia un mundo de paz, y para ello lo primero es la auto-consciencia de la ciudadanía.

Y partir de aquí seguiremos…

Hace un mes y medio no conocíamos a estas mujeres. Algunas de ellas son fundadoras y activistas de la Asociación Xtodas, una Asociación de ayuda a mujeres víctimas de violencia de género y doméstica que se dedica a dar acompañamiento, asesoramiento y apoyo a mujeres en dicha situación. Mujeres todas ellas poderosas que creen en construir un mundo donde la ciudadanía viva en igualdad, libertad paz y armonía.

Gracias, destino, karma, o lo que sea por hacer que nos encontremos y podamos juntas comenzar nuestro camino hacia la #NOviolencianormalizada.

¿Te unes?