“Arroelo en el Top 5 europeo de coworking de Edu F. de Betahaus”

¿Qué es y que no es coworking?

Cuando uno de nuestros mitos como es Eduardo Forte de betahaus barcelona habla sobre coworking y sitúa a Espacio Arroelo en el top 5 de Europa… Las mariposillas del estómago no cesan…

Gracias!!! Este post que compartirmos va dedicado a toda la comunidad de Arroelovers que hacen posible cada día que nuestra familia de inspiración y apoyo siga creciendo y evolucionando hacia el mundo que queremos 🙂

Celebrando Orgullo Gay en Arroelo

Toda las personas que formamos parte de Espacio Arroelo os deseamos una feliz semana del orgullo gay… En las fotos no está toda la comunidad pero sí en alma y espíritu apoyando y defendiendo un mundo libre 🙂

#orgullocoworker #compartetalento

A Cortegada con Volta Montana

Isla de Cortegada con Volta Montana (junio)

El pasado mes de junio tuvimos la oportunidad de disfrutar de una de las rutas molonas de nuestros coworkers de Volta Montana.

Primero nos invitaron a un picnic en la playita en Carril entre mejillones, choricitos, buenas risas, panes kilométricos, sonrisas, mantel de cuadros y empanadas 🙂

Durante la ruta tuvimos la suerte de ir acompañados por Agustín, Margarita e Antón, de la asociación O Faiado Da Memoria, y descendientes de los últimos habitantes de Cortegada, que nos explicaron cómo era la vida en la isla y la curiosa historia de cómo se quedaron sin sus casas… Con motivo del declive económico de la la ría a partir del siglo XVIII, los ayuntamientos de Vilagarcía y Carril tuvieron la magnífica idea de donar la isla a Alfonso XIII en el año 1907, como residencia de verano y con el objetivo de revitalizar la ría. Esta donación no hizo sino desencadenar una serie de acontecimientos dignos de novela.

Recorrerimos el perímetro de la isla entre anécdotas reales, historias de esas que te hacen sentir mucho orgullo galego.

 

Nace la tarifa Malayaka en Arroelo! por África Rodríguez.

De Cañas con Malayaka (mayo)

En una Coworking Spain Conference hace un par de años Javier Moral, enamorado de la gestión de coworkings, y en concreto del suyo Fangaloka, me dijo: Quiero crear una tarifa solidaria en el coworking con la que juntos aportemos a movimientos sociales con los que nos sintamos identificados

Se me quedó esa hermosa inspiración en la cabeza…  Nuestra coworker Cristina Fariñas siempre nos dice que todo fluye… Y lo Dejamos fluir…

Hasta el pasado mes de mayo en que conocimos Malayaka House, de la mano de nuestra coworker Saleta y de su sobrina Inés… Ambas organizaron en Arroelo un evento para dar a conocer esta iniciativa. Desde este mes de junio cualquier persona del coworking puede aportar 1 euro más en su tarifa mensual para apoyar en comunidad a esta iniciativa que nos ha enamorado. Para las personas que no pudisteis asistir, la intención de Malayaka House es ofrecer una oportunidad de futuro a los niños más desfavorecidos en Uganda mediante proyectos con los que contribuir a la movilización y la construcción de un mundo más equitativo a través de la educación de los niños y la lucha contra la indiferencia en los países llamados desarrollados. Es un proyecto ambicioso y práctico que busca invertir lo obtenido en formación para los niños, de manera que ellos puedan llegar a ser dueños de su propio futuro sin necesidad de abandonar su tierra. Malayaka House ayuda a sus residentes a crear micronegocios como pequeños huertos en los que aprenden a cultivar la tierra y vender luego lo cosechado o a cocinar para poder elaborar pizzas y otros productos que tengan salida en un mercado.

Si queréis saber más, podéis preguntarle a Saleta, a Inés y a toda la familia coworker que ese día nos acompañó en el evento (Lucía, Andrea, Edu, María, África…) y que nos transformamos al conocer el magnífico trabajo que están desarrollando.

Gracias, gracias Saleta, y gracias a todas las personas de la comunidad Arroela que colaboraron y ayudaron a hacer posible esta tarde de inspiración africana 🙂

Y gracias Javier Moral por inspirarnos siempre.

PD. Os dejamos este artículo de prensa con un resumen de la jornada.

¡Recicla menos! (¡Y bebe más agua del grifo!) por Eduardo Seisdedos

Ahorras dinero. Es más ecológico. Cargas menos cuando haces la compra. Bebes agua gallega. No te ocupa espacio en casa. Llenas menos el cubo de basura. Evitas paseos al contenedor amarillo. Su calidad no tiene nada que envidiar a la envasada. Y entonces, ¿cuál es tu razón para comprar agua embotellada?

Hace poco leí este post (Alberto Vizcaino y comentarios) que bajo el llamativo titular daba algunas razones muy consistentes por las que todas las personas deberíamos beber agua de grifo y dejar de comprar agua embotellada:

  • En España la calidad media del agua de grifo iguala a la de aguas envasadas.
  • El sabor es subjetivo y está condicionado por la costumbre: en pocos días te habitúas (os lo dice uno de Madrid). Y si no, siempre puedes utilizar un filtro de carbón activo para el grifo o una jarra filtradora (ambas opciones mucho más económicas que la de comprar botellas).
  • La industria del envasado es poco respetuosa con el medio ambiente: ubican instalaciones industriales en zonas privilegiadas y obliga a que se tengan que hacer transportes de largas distancias (normalmente en camión) para acercarnos el agua.
  • El agua ya lo tienes en casa, así que no tienes que cargar con más peso en tu compra.
  • Debemos ser conscientes de que nuestra responsabilidad individual ni empieza ni termina simplemente depositando envases en el contenedor amarillo. La realidad es que las tasas reales de aprovechamiento de los gestores son muy bajas: reciclar es necesario pero no suficiente.

Y este último punto nos tiene que hacer reflexionar más allá del agua. Pensemos en la cantidad de alimentos y de productos que compramos ultraenvasados y que podríamos comprar a granel, en la cantidad justa, y en muchas ocasiones más frescos y de proximidad.

Reciclar envases es importante, sí. Pero mucho más importante es ser conscientes de que no hay mejor envase reciclado que el que no se utiliza.

Philosopherei con nuestra Anna Brandes

Nuestra Anna Brandes llegó hace tres semanas a Pontevedra dentro del programa Erasmus for Young Entrepreneurs. Ya es una más en la familia coworker. Volverá para octubre. Mientras tanto os dejamos este hermoso reportaje de nuestros momentos con ella. Incluimos las fotos del regalazo que nos dió organizando uno de los Philosopherei (Nuestra primera Arroelada alemana). Son encuentros para profundizar en temas de interés que ella organiza en su empresa Waldlichtung (en español “Claro” del bosque). Ha sido un placer compartir experiencias, ideas, emociones y sensaciones
Nuestra familia coworker espera pronto tu llegada de nuevo:)

GRACIAS Anna Brandes 🙂

 

 

VII Meetup de WordPress Pontevedra: “Diseña para convertir” + “AMP, Instant Articles y WordPress” por Juan Hernando.

El viernes 9 de junio a las 19:00 volveremos a reunirnos en la sala 10 del Espacio Arroelo para fortalecer la comunidad de usuarios, desarrolladores y diseñadores de WordPress que tenemos en Pontevedra y que acoge a gente de toda Galicia.

Cuando empezaron las reuniones allá por noviembre, uno de los principales objetivos era que personas que no se conocían entre ellas pero que compartían sector de trabajo o utilizaban de alguna manera una misma herramienta, difundiesen sus conocimientos para que todos creciéramos poco a poco. Y este mes, las charlas van a ser exactamente eso.

Los ponentes son dos personas activas de nuestra comunidad, que han venido a varias de las reuniones mensuales y se han decidido a compartir lo que ellos más controlan. ¡Gracias por dar el paso!

La primera charla, “Diseña para convertir” correrá a cargo de Paula Rivera Lamata, una sherpa de emprendedores digitales que ayuda a profesionales y autónomos a rentabilizar su presencia en internet de forma que puedan escalar su negocio y captar más y mejores clientes. ¡Estad preparados para tomar buenos apuntes!

La segunda charla, “AMP, Facebook Instant Articles y WordPress” vendrá de la mano de Jorge González, un desarrollador web especializado en WordPress que nos va a contar qué son estas tecnologías, cómo las podemos aprovechar y cómo podemos usarlas en WordPress fácilmente.

Y, por supuesto, después habrá tiempo para hacer preguntas, para hacer networking, para charlar, tomarse unas cervezas o unos refrescos, picar algo de empanada y pasarlo bien. ¡Contamos con vosotros! Pensad que luego haremos un descanso hasta septiembre y nos vamos a echar mucho de menos…

“Emprendiendo de la mano de GIRLBOSS” por Melissa Durand.

Te levantas una mañana para ir al trabajo como de costumbre, y cómo no, empiezas con mala pata y luego sólo se pone peor. De pronto te ves en el trabajo, ese que te permite el sueldo fijo que deberías más que agradecer y sin el cual no sabrías que hacer…. Pero la vida no puede ser sólo eso…¿o si?

Sophia tiene 23 años, acaba de ser despedida y tiene una pregunta… ¿Cuál es el sentido de la vida? De su mano, vemos el ciclo que pasamos todos los emprendedores. Es verdad que no hay dos emprendedores iguales, y que cada uno vive cada etapa a su manera. Pero hay destellos comunes en todos y una cosa que nos anima a seguir cada día: CONVERTIR NUESTRO SUEÑO EN REALIDAD Y VIVIR DE ÉL. En esta ocasión he seleccionado los  18 momentos más emprendedores de la serie.

  1. CONOCER EL VALOR DE TU PRODUCTO

Cuando Sophia entra en una tienda de re-venta se percata que hay una chaqueta de Chanel de mucho valor. Logra conseguirla a un precio mucho menor y le da un consejo al vendedor: “Conoce el valor de tu producto”. Conocer el valor tu producto/servicio es la clave para empezar tu emprendimiento con una buena base.

  1. INFORMARTE ANTES DE INICIAR TU NEGOCIO

Al conseguir vender su primer producto a un precio muy por encima del que ella misma esperaba, decide entrar en serio en el negocio y da el primer paso, recabar información. Debes prepararte para ser tu CEO, tu publicista, tu contable, tu asistente y más.

  1. CONOCER A TUS PROVEEDORES

Obviamente para tener una empresa no basta con un producto ya que debemos incrementar nuestro abanico de productos/servicios y para eso entra en juego el conseguir proveedores. Pero no cualquiera puede ser tu proveedor, debéis tener claro qué buscáis, probablemente revisareis muchos antes de encontrar a los adecuados.

  1. ENCONTRAR UN NOMBRE QUE TE IDENTIFIQUE

¿Quién no se rompió la cabeza pensando en qué nombre poner a su empresa? Decidirte por una palabra o dos puede tomarte días, semanas, incluso meses. Si ya era difícil elegir proveedores, muchas veces el proceso de llegar al nombre indicado es más largo. Queremos que nos represente y que transmita ese algo que llevamos dentro. Pasamos horas eternas buscando hasta que de pronto nace el indicado y ¡eureka!

  1. CUIDAR A TUS CLIENTES

A pesar del carácter volátil de la protagonista vemos que hay una cosa que tiene clara, tiene que cuidar de sus clientes, para ellos siempre tiene un halago y agradecimientos. El emprendedor no tiene un jefe es verdad, tenemos muchos… ¡nuestros clientes!

  1. CUMPLIR TUS PROMESAS

No basta con cuidar al cliente con palabras bonitas, hay que cumplir con nuestra palabra, esa es nuestra mejor carta de presentación. Sophia lo tenía claro y, cuándo debió correr para entregar un vestido en tiempo record, hizo todo lo que estuvo a su alcance para cumplir, aprendió que cada minuto contaba.

  1. SER CONCIENTE DE TU IMAGEN EN REDES

En los tiempos que corren casi todas las empresas cuentan con presencia en redes, sea en Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin o una mezcla de todas las que permitan llegar al cliente. Para moverse en estas aguas es importante tener lo que podría llamarse “responsabilidad digital”, hay que saber con qué lenguaje nos comunicamos ya que es una ventana por la que nuestra empresa se presenta al mundo.

  1. ENCUENTRA SINERGIAS

Cuando Sophia empieza a subir fotos de sus productos se da cuenta que necesita una modelo, servicio que no podía permitirse. Aún así, logra colaborar con una aspirante a modelo a través de un intercambio de servicios. ¿Quién no ha hecho esto alguna vez o al menos lo ha pensado? Hay tantas personas que saben de tantas cosas distintas, que cada vez está más claro que el futuro está en colaborar y crear alianzas. Yo personalmente lo vivo día a día desde el coworking donde tengo la suerte de estar rodeada de gran variedad de profesionales.

  1. ENFRENTAR LA PRIMERA CRISIS

Como en toda empresa, vivimos las primeras ventas como quién gana la lotería, pero en el momento que notamos que las ventas se estancan o disminuyen, empieza a aparecer el pánico que intentábamos controlar. Sophia no es la excepción y entra en pánico cuando le toca vivir este momento. Es importante prepararnos para esto con una buena planificación y dejando el terreno lo más preparado posible para que el pánico no nos paralice. Como diría Mariem, sherpa empresarial y amiga, ¡hay que ir SLOWLIÑO y con SENTIDIÑO!

  1. DESCUBRIR LO QUE QUIEREN TUS CLIENTES

Sophia se da tiempo para conocer a sus clientes y empieza a modificar las piezas que pone a la venta, de esta manera llega a su público objetivo y da valor añadido a su empresa. La clave para ello está en escuchar a nuestros clientes.

  1. DAR EL 100% A TU NEGOCIO

Hay que poner toda la carne en el asador, no hay emprendedores a medias que hayan pasado a la historia. No hablo de lanzarnos del avión con los ojos vendados, pero hablo de confiar en nuestro proyecto y darle la atención que merece en cada etapa. Reconozco que esto se vuelve complicado cuando entra en juego la SOLVENCIA; por eso es tan importante saber bien por qué queremos emprender, es eso lo que nos da la fuerza de seguir confiando y luchando durante el camino.

  1. LA COMPETENCIA: ¿COMPAÑEROS DE ALIANZA?

Solemos ver a nuestros competidores como contrincantes que amenazan nuestra empresa. Sin embargo, ¿realmente los estamos conociendo? Si partimos de la necesidad de conocer a nuestra competencia para posicionarnos en el mercado y continuar con el desarrollo de nuestra empresa, cada vez notamos que con eso no basta, ya que de las alianzas es de dónde viene la fuerza de muchos sectores. ¿Quién mejor que alguien que ha pasado por tu camino para entenderte?

  1. APRENDER A CONCILIAR

Emprender trae consigo nuevas habilidades, como el malabarismo para encajar nuestros horarios con nuestra vida familiar y social. Durante los capítulos de la serie iremos viendo cómo Sophia lo intenta.

  1. BUSCAR INVERSIONISTAS

Sophia necesita un aval para su primer almacén, y se ve en la necesidad de preparar un informe que presentar a su padre y pedir su apoyo. Este ejemplo personalmente me gusta mucho, ya que lo siento muy real. Muchas veces no partimos yendo a grandes rondas de inversión sino que vivimos el conflicto emocional de recurrir a un familiar o amigo.

  1. REINVENTARTE

¿Y si algo sale mal? Sophia se queda sin canal de distribución, su liquidez empieza a disminuir y cuando parece que está todo acabado, cae en cuenta de algo; es momento de reinventarse si realmente quiere seguir con su empresa.

  1. LA PRIMERA CONTRATACIÓN

Llega un momento en que el crecimiento de nuestra empresa nos pide de más personas para seguir su ritmo natural. En el caso de Girlboss, pasa por ese temor inicial de contratar, descubriendo que se trata de elegir a la persona indicada.

  1. MIEDO AL FRACASO

Este se extiende a todos, emprendedoras/es, empresarias/os y asalariadas/os; todos tenemos miedo a que algo no salga bien, todos hemos sentido ese nudo en el estómago.

  1. HACER DE TRIPAS CORAZÓN Y SEGUIR CON ILUSIÓN

No importa si discutisteis con alguien o si no dormisteis la noche anterior, este es nuestro sueño y buscamos las fuerzas dónde sea para seguir adelante. No somos robots no, sentimos, nos enfermamos y sufrimos (al contrario de lo que dicen por allí), lo que pasa es que ESTAMOS ENAMORADOS DE NUESTRA EMPRESA/IDEA y por eso seguiremos remando.

Para aquellos que disfrutéis de la lectura, os comento que esta serie está basada en el libro del mismo nombre, que cuenta la historia de Sophia Amoruso, fundadora de  Nasty Gal. Personalmente creo que la serie de Netflix cae en algunos estereotipos que se podrían mejorar, pero soy de las que prefieren ver el vaso medio lleno y es por ello que os quise compartir las 18 cosas con las que me sentí identificada como emprendedora.

“Nace Arroelada Xperience” por José Tellería.

“Solo sé que no se nada” (Sócrates) y “Lo poco que sé, se lo debo a mi ignorancia” (Platón) son dos paradojas que recogen la esencia de lo que es el conocimiento y el proceso de aprendizaje, ya que sólo a partir del momento en que uno reconoce su ignorancia se puede avanzar hacia el nuevo conocimiento. Es decir, que el proceso de aprendizaje comienza con la duda y la disponibilidad para absorber conocimientos “diferentes” y abrir la mente a nuevas ideas que modifiquen nuestros esquemas mentales, formas de entender la vida o incluso replantearnos nuestras propias conductas o actitudes, tanto a nivel profesional como particular/personal. Y en la actualidad, la capacidad de aprendizaje se presenta como un factor estratégico diferencial que permitirá a las empresas y emprendedores asimilar, crear e integrar nuevo conocimiento para enfrentarse a las nuevas circunstancias, adaptando sus estructuras y estrategias a las premisas que rigen esos nuevos escenarios competitivos.

Por otro lado, uno de los principios sobre los que se fundamenta la filosofía del coworking es el compartir y fortalecer los vínculos que se establecen entre los miembros de la comunidad coworker. Y en el contexto de la economía del conocimiento, nos planteamos… ¿y por qué no desarrollar dentro de Arroelo una actividad que consista precisamente en compartir y poner en común con otros compañeros de viaje los conocimientos y experiencias que creemos que pueden ser interesantes y pueden generar algo de valor añadido para los demás?

A partir de esa reflexión nace Arroelada Xperience, con el objetivo principal de promover la transferencia de conocimientos y compartir experiencias entre todos a través de pequeñas sesiones temáticas en las cuales, aquella gente que participa en cursos, seminarios, talleres, etc., de forma voluntaria y si quieren/pueden, hagan un pequeño resumen/presentación sobre las principales conclusiones extraídas del mismo, de modo que se pueda distribuir entre todos los miembros de la comunidad para así favorecer la difusión y aprovechamiento de conocimientos y generar nuevos inputs para todos. Porque siempre debemos estar dispuestos y abiertos a aprender y desaprender continuamente para evolucionar y adaptarnos a la realidad que nos rodea…

Y direis vosotros…pero es que si alguien no va a una conferencia es porque no le interesa el tema. Pero también puede ser que no vaya simplemente por cuestión de agenda, porque desconozca que existía esa actividad o porque no le sea posible desplazarse, por ejemplo. De esta forma se le ofrece una forma de compensar su ausencia y al menos tener unas ideas básicas sobre la temática desarrollada en esas sesiones formativas…

Además, desde un punto de vista personal, uno podría plantearse que esta sesión en la que tendrá que explicar sus conclusiones o aprendizajes adquiridos a los demás miembros de la comunidad también supone una oportunidad para él mismo:

  • Primero, le permite mejorar sus capacidades dialécticas y vencer sus “temores” a hablar en público (aquí solo hablas para un grupo de amigos de una manera distendida).
  • Segundo, le obliga a hacer una reflexión más profunda y le ayuda a interiorizar y asimilar esos conocimientos antes de compartirlos con los demás, con lo que refuerza y mejora su propio nivel de conocimiento al respecto
  • Tercero, fruto del debate y del intercambio de opiniones que se pueda producir durante la sesión, nuevas puertas se pueden abrir en nuestros horizontes para continuar profundizando en el tema en cuestión.
  • Y cuarto, pero no menos importante, la satisfacción personal de aportar tu granito de arena a la mejora colectiva dentro del grupo (quién sabe…a lo mejor alguien saca rendimiento de lo que uno le pueda aportar).

Así que ya sabéis, os animamos a todos a participar en esta nueva arroelada. Hacedlo por vosotros mismos o hacedlo por la comunidad, pero hacedlo!!

Amarosens e Inés rumbo a Sofía… por África Rodríguez.

Nuestra coworker Inés Fernández, con su proyecto Amarosens, se va a Bulgaria pues ha sido seleccionada para el Programa de Aceleración internacional European Coworking EOI.

Durante 5 semanas su proyecto empresarial será tutorizado por mentores del centro de innovación Start it Smart de Sofía (Bulgaria). Su sueño pretende mostrar al mundo joyas únicas hechas a mano por artesan@s de todo el mundo. Nos encanta su lema “genera un impacto positivo y sostenible, pero no a cualquier precio“.

Y nosotras no podemos estar más orgullosas. Una nueva #arroelomission comienza con una de nuestras coworkers más divertidas, apasionadas, entuasiastas y enamoradas de lo que hace. Es hermoso verla partir, hermoso sentirla cerca y hermoso verla crecer.

Feliz llegada a Bulgaria.

Te seguimos de cerca.

Un abrazo.